Uncategorized

Esta planta limpia el aire de tu casa, ideal para limpiar los pulmones de nicotina y eliminar las flemas

El potus es una de las más conocidas plantas decorativas, presente en una gran variedad de hogares. Además de contar con un muy lindo aspecto, le aporta vitalidad al hogar y mantenerla es realmente sencillo.

Pero el potus tiene un uso más que no muchas personas saben, se puede utilizar para purificar el aire tratando ciertos problemas de salud. A continuación te contaremos cada uno de los beneficios del potus y cómo puedes cuidarlo para sacarle el mayor provecho posible.

potus

El potus ayuda a purificar el aire y a tratar ciertas enfermedades

El potus también conocido como poto es una planta colgante ideal para purificar el aire y tratar ciertos problemas en los ojos como glaucoma, cataratas o hipertensión ocular. El nombre que recibe esta planta científicamente es Scindapsus Aureus, sus hojas son gruesas y cuentan con pequeñas manchitas.

Esta planta se mantiene en una temperatura de entre 17 y 24 grados, son principalmente para colocar dentro del hogar. Es importante no ingerir esta planta ya que puede ser muy venenosa. Los beneficios que se pueden obtener de ella consisten simplemente en dejarla reposar en cierta habitación del hogar.

Potus para purificar el aire

El Formaldehído es una sustancia tóxica que se encuentra en el aire, especialmente en lugares recién pintados o amueblados. El potus ayuda notablemente a eliminar esta sustancia, elimina olores y purifica al aire del monóxido de carbono y el benceno.

Se recomienda colocarla en el baño o en la cocina.

Potus para tratar ojos irritados

Son muchas las personas que sufren de irritación en sus ojos, ya sea por alergia o por pasar mucho tiempo frente al ordenador. El potus es muy bueno para quitar la irritación y previene a su vez la aparición de cataratas y glaucomas.

En este caso se recomienda limpiar las hojas de la planta con un paño eliminando el polvo, luego siéntate frente al potus y coloca una hoja encima de cada uno de tus ojos (sin arrancarlas). Puedes apoyar a la planta sobre la mesa si deseas más comodidad.

Quédate reposando por 3 o 5 minutos con el potus en los ojos, los ojos no deben estar apretados sino relajados. Luego abre lentamente los ojos y notarás que se encuentran mucho más aliviados.

Puedes realizar este ejercicio las veces al día que desees ya que no provoca ningún efecto adverso sobre la salud.

Comments

comments