Salud

Elimina los juanetes sin necesidad de cirugía

Los juanetes empiezan por malformaciones en los pies. Estos producen gran dolor y la causa de su aparición puede ser un metabolismo lento, infecciones reumáticas, deficiencias nutricionales o la utilización de calzado inapropiado.

Eliminar los juanetes sin necesidad de cirugía

En muchos casos, los juanetes pueden ser tan dolorosos que nos pueden dificultar caminar correctamente. A continuación te mostramos como quitarlos sin llegar a una cirugía.

En la actualidad existen métodos muy buenos para tratar el problema y no llegar a algo tan desagradable como es una cirugía.

f1

¿Cómo eliminar los juanetes?

Para quitar los juanetes en principio debes sacar los depósitos de sal de tu cuerpo, para ello, sigue estas recomendaciones:

Toma agua de laurel. Para prepararla pon en la estufa 300 ml de agua y 5 cucharadas de hojas de laurel trituradas. Deja esta preparación en un termo para que reposa durante toda la noche. Al día siguiente cuela el agua y tómala durante el día en pequeños sorbos.

Repite este procedimiento durante tres días. Descansa una semana y vuelve a realizarlo.

Es probable que orines con más frecuencia, esto es una buena señal ya que estás eliminando la sal por la orina. Lentamente empezarás a sentir alivio en las articulaciones y en todo tu cuerpo.

Otro preparado es el de hojas de laurel. Mezcla alcohol puro con 5 hojas de esta planta y déjala que repose durante una semana. Fíltrala, sumerge tus pies en agua tibia con unas cucharadas de bicarbonato de sodio por varios minutos, sécalos y frótalos con esta preparación. Tápalos con unas medias gruesas de algodón y deja que actúe durante toda la noche.

Repitiendo este tratamiento todas las noches verás como en dos meses los juanetes irán desapareciendo.

Finalmente existe otro tratamiento donde el protagonista es el yodo. Con los pies bien secos y lavado coloca yodo con un poco de algodón. Tápalos con papel de aluminio para que eleven su temperatura y pueda absorber todo el yodo.

Si sufres de juanetes, no te dejes estar, ya que el problema puede empeorar y luego no te quedará otra opción más que la cirugía. Sigue estos sencillos consejos que te serán de gran ayuda y verás como de a poco los dolores se irán yendo y los juanetes desaparecerán. Los pies merecen tanto o más cuidado que otras partes del cuerpo. Muchas veces nos olvidamos de ellos y luego nos arrepentimos ya que son imprescindibles para movilizarnos y debemos procurar que siempre estén sanos.

Comments

comments