Curiosidades

El color y la forma de tus heces dice mucho sobre tu salud, increíble pero cierto

Las personas tenemos un eficaz sistema digestivo que nos ayuda a digerir todo lo que comemos. Se queda con todos los nutrientes necesarios y todo lo otro lo deshecha por medio de las heces.

Es común que a las personas les genere cierta vergüenza hablar de este tema pero es de suma importancia tener conocimiento que el olor, el color, el tamaño y la forma de las heces puede revelar si algo en tu salud no anda bien.

f1

El mal olor de las heces acompañado con los gases está relacionado con las bacterias que se alojan en los intestinos como el “Helicobacter Pylori” y la “Ameba”. Este olor resulta mucho mas fuerte cuando se comen alimentos procesados.

Es común que las heces sean alargadas y estrechas. A pesar de esto, cuando son muy finas y largas puede ocurrir que algo está obstruyendo el colon. Pueden ser muchas cosas, como pólipos o tumores.

El color de las heces fecales

El color normal que poseen las heces es café o marrón. Esta tonalidad puede variar pero no mucho. Si se ven distintas, aquí te contamos qué puede ser, para que prevengas si algo está mal en tu salud:

Verde: Se trata de problemas hepáticos o consumo abusivo de cierta medicación.

Negro: Podría tratarse de sangrado no activo.

Color arcilla o blanco: Podría ser que el colon esté obstruido.

Rosado-Rojo: Quiere decir que hay sangrado interno.

Amarillo: Es muy común en personas con problemas en la vesícula biliar y el hígado.

Forma de las heces

La forma normal de las heces es alargada y estrecha como mencionábamos anteriormente, también pueden presentarse otras formas como:

Pequeñas bolas: Quiere decir que pasaron demasiado tiempo en el intestino. Es recomendable realizar una dieta rica en fibras.

Flota y es mal oliente: Tu organismo no absorbe bien las grasas.

Muy líquida: Pasó demasiado rápido por el intestino y no absorbió el agua necesaria.

Seca y dura: Reposó mucho tiempo en el intestino y le falta agua.

Muy fina: Tumor o pólipo obstruyendo el intestino.

Inexistente: Estreñimiento.

Es muy importante tener en cuenta estas características de las heces y no alarmarse, ya que seguramente con una visita al médico todo volverá a la normalidad. Pero no debe ignorarse este tema, porque si algo anda mal y se deja estar mucho tiempo el cuadro puede empeorar y luego resultar más complicado de sanar. La salud es lo primero y siempre debemos prevenir para evitar complicaciones a futuro.

Comments

comments