Uncategorized

Beneficios y propiedades de las semillas de sandía

La sandía es una fruta deliciosa, fresca y jugosa, ideal para los días calurosos de verano. Entre sus componentes podemos encontrar a la vitamina C, la vitamina A, vitamina B1, vitamina B6, magnesio, biotina, potasio y demás. Pero muchos al comer esta fruta suelen deshacerse de sus semillas, sin saber que su mayor cantidad de propiedades se encuentran en ellas.

descarga-1

Las semillas de la sandía contienen proteínas, minerales, ácidos grasos y vitaminas, entre otras cosas. Poseen también una sustancia llamada citrulina que actúa como antioxidante y es muy buena para tratar algunos problemas de salud como la arteriosclerosis, la hipertensión, anginas o disfunción eréctil. También hace que los vasos sanguíneos se expandan, ideal para personas que padecen de migraña.

Si tienes problemas en el tracto urinario o renales como cálculos, nada mejor que prepararte un delicioso té de semillas de sandía.

Cómo consumir las semillas de sandía

Debes triturar un puñado de semillas de sandía (entre 15 y 20 aproximadamente), hiérvelas junto con 2 litros de agua por alrededor de 15 minutos. Beber una taza al día durante 2 días y descansa el tercer día.

Beneficios de las semillas de sandía para la salud

Las semillas de sandía contienen altas cantidades de magnesio lo que las vuelve muy buenas para el corazón. Mantiene la presión en niveles estables y previene enfermedades cardíacas.

Al actuar como antioxidantes, las semillas de sandía previenen el envejecimiento prematuro. Permiten lucir una piel sana, joven y reluciente.

Si frotas suavemente semillas de sandía trituradas sobre el rostro puedes eliminar el acné y las células muertas acumuladas.

Al contener proteínas y aminoácidos, las semillas de sandía son muy buenas para el cabello, le aportan brillo y lo fortalecen.

El licopeno presente en estas semillas estimula la potencia en los hombres mejorando su fertilidad.

Comments

comments