Uncategorized

Batido de canela y piña para fortalecer los ligamentos y tendones de las rodillas

pina-para-depurar-y-adelgazar

El envejecimiento es un proceso que se da naturalmente generando deterioro en ciertas partes del cuerpo. Las rodillas comienzan a desgastarse como consecuencia de la escasa lubricación, los tendones y los ligamentos pierden flexibilidad y por lo tanto no se posee la misma movilidad que antes.

Es muy importante mantener la flexibilidad de las rodillas ya que conforman una de las articulaciones más imprescindibles en el cuerpo humano. Las rodillas actúan dándole apoyo a las piernas en el momento que nos encontramos de pie, también cuando saltamos corremos o caminamos. Son las que nos permiten tener una postura adecuada.

Se llama ligamentos a las bandas que rodean a las articulaciones, están formados por tejido conectivo elástico, brindan sostén y estabilidad. Cuando los ligamentos están dañados, las articulaciones presentes en la rodilla se tornan débiles. Los problemas en los ligamentos no sólo pueden aparecer como consecuencia del envejecimiento sino que también suele darse en personas que realizan actividades deportivas debido a lesiones. Cuando una persona sufre de un desgarro en sus ligamentos se limitan ciertos movimientos como torcer las piernas, girar o dar vueltas.

Si tus rodillas se encuentran débiles y ya no posees la misma capacidad de movimiento que antes no debes preocuparte ya que afortunadamente existen recetas naturales que pueden ayudarte a mejorar tu salud. Te mostraremos a continuación una de las preparaciones más efectivas para fortalecer tus ligamentos y tendones presentes en las rodillas.

Los ingredientes que necesitaras son: 40 gramos de miel natural, 1 taza de avena, 250 mililitros de agua, 7 gramos de canela, 1 taza de jugo de naranja, 2 tazas de piña troceada y 40 gramos de almendras trituradas.

Para comenzar debes cocinar la avena, exprimir el jugo de naranja y también el de la piña. Pon el jugo de la naranja junto con la canela, la miel y las almendras dentro de la licuadora y enciéndela hasta que se forme una preparación homogénea. Si deseas que quede más fresco puedes agregar también unos cubitos de hielo. Una vez que la consistencia quede como la de un batido puedes beberlo.

Con el paso de los días notarás cuan efectiva es esta preparación, esto se debe a sus grandes propiedades antinflamatorias. Sin duda es una opción simple de realizar, económica y natural. Aliviará esos tan molestos dolores sin producir ningún efecto secundario. Además es muy rica en magnesio, vitaina C, bromelina y silicio, muy buenos para fortalecer al cuerpo y brindarle energía.

Para tener en cuenta

Si el dolor en tus rodillas es causado por un golpe o por tendinitis se recomienda aplicar compresas frías o bolsas de hielo para aliviar y desinflamar la zona. Nunca apliques el hielo de manera directa en la piel ya que podría dañarla.

En cambio si el dolor que padeces es crónico, no hay inflación, entonces en estos casos se recomienda colocar calor en la zona. Puedes utilizar compresas calientes o una bolsa de agua caliente.

Se recomienda realizar masajes con aceite de oliva sobre el área dolorida ya que actúa como un desinflamante natural y contribuye a una buena circulación.

Comments

comments