Uncategorized

“Cáncer de ovarios” un asesino silencioso

El cáncer de ovarios es llamado comúnmente “el asesino silencioso”, esto se debe a que resulta muy fácil confundir sus síntomas con otras enfermedades o problemas de salud, la diferencia es que cuando estos síntomas se tratan de este tipo de cáncer aparecen de manera habitual y no se van.

A medida que pasan los años, son más las enfermedades que surgen causando muchas muertes al no ser diagnosticadas a tiempo o tratadas como se debe. El cáncer es actualmente una de las enfermedades que más temor causa debido a que tiene la capacidad de acabar con la vida de una persona en cuestión de semanas, sin importar de qué género o edad sea. Uno de los tipos de cáncer más comunes es el de ovarios, son miles las mujeres que año tras año reciben este diagnóstico pero no muchas de ellas logran sobrevivir.

Claramente el detectar al cáncer a tiempo puede salvar la vida de la persona, ya que puede ser tratada y lograr buenos resultados. Pero una vez que es detectada cuando ya ha avanzado demasiado es difícil combatir sus síntomas y lograr que el paciente sobreviva.

Te contaremos a continuación cuales suelen ser los síntomas más comunes del cáncer de ovarios, si presentas dos o más de estos a la vez es importante que acudas rápidamente a un médico para que te realice las pruebas necesarias y constatar si se trata de cáncer o no.

Son muchas las mujeres que en su juventud presentan fuertes dolores de ovarios en su ciclo menstrual, sin saber que su útero puede estar lleno de quistes, terminando en un cáncer de ovarios. No existe una causa asociada a la formación de estos quistes, por eso todas las mujeres debemos estar alerta y poner mucha atención a los síntomas, factores de riesgo y antecedentes.

Entre los factores de riesgo, se ha comprobado que entre menos hijos tenga una mujer mayor son las posibilidades de padecer este tipo de cáncer. También cuanto más tiempo tarde en quedar embarazada. La población de mujeres que más suele presentar este tipo de cáncer está entre los 55 y 60 años, pero puede haber excepciones.

Es común que los síntomas se confundan con infecciones o colitis, pero debemos notar que quien los padece frecuentemente deja de comer, siente sensación de saciedad demasiado rápido y acidez en muchos casos. Los ciclos menstruales se vuelven irregulares o desaparecen por varios meses, se presenta un fuerte dolor en la zona de la espalda, pelvis y vientre y el sangrado al menstruar suele ser más abundante de lo normal.

Además una persona con cáncer en sus ovarios siente cansancio, problemas digestivos o estomacales, estreñimiento, diarrea, una pérdida notable de peso y dolor durante las relaciones sexuales.

Puede presentarse también sangrado fuera de la fecha de menstruación o salir ampollas y secreción espesa en la zona de la vagina.

Si padeces de estos síntomas y acudes a un médico, este puede realizarte una gran variedad de estudios de reconocimiento de la enfermedad como por ejemplo la resonancia magnética, un examen de ultrasonido, pruebas de sangre o ecografías.

Es importante que conozcas bien tu cuerpo y estés atenta a cualquier cambio que muestre. Se recomienda además una alimentación sana sin productos enlatados o altos en grasa y realizar deporte 30 minutos al día.

Comments

comments